Peter Kürten: El vampiro de Düsseldorf


Peter Kürten: El vampiro de Düsseldorf

El temible "vampiro de Düsseldolf" está considerado como uno de los más sanguinarios asesinos en serie de todos los tiempos por los expertos criminólogos y psicólogos que han seguido su caso de cerca.
En la historia del crimen ningún asesino ha causado tanto terror e indignación como el creado por PETER Kürten en Düsseldorf durante el período de la postguerra. Se puede asegurar y sin exagerar que la epidemia de ultrajes sexuales y de asesinatos que ocurrieron entre febrero y noviembre de 1929 provocó una onda de horror y desprecio no solamente en Alemania, también a través del mundo entero. La extensa investigación judicial, ha intentado castigar no sólo al asesino por sus crímenes, sino también entrar en la mente y el alma de este hombre misterioso y enigmático. 


Nació en 1883 en Colonia (Alemania) en una familia tan pobre como numerosa (era el tercero de trece

hermanos), y todos habitaban bajo pésimas condiciones en un espacio muy reducido y un ambiente familiar deplorable. Su padre, en el paro, era alcohólico y de muy mal carácter, pegaba frecuentemente a su mujer e hijos.
Cuando sólo contaba con ocho años, Peter hace una primera tentativa de fuga y se escapa de casa harto de los malos tratos...

Cuando su familia se traslada a Düsserdolf en 1884, se evade de nuevo y comienza a vivir como un vagabundo, de pequeños hurtos, dando muestras a tan temprana edad de instintos criminales: disfruta estrangulando ardillas y maltratando a los perros callejeros que se cruzaban en su camino, así como a otros animales para ver correr su sangre, cometiendo además actos zoofílicos con ovejas a las que degollaba una vez alcanzado el orgasmo.
En una ocasión trata incluso de violar a una de sus hermanas más jóvenes.

La primera condena la cumpliría en 1897 por robo, y así muchos más actos delincuentes que lo obligan a pasar cerca de veinte años entre rejas.

Un estudio clínico de Kürten mediante un análisis diligente y paciente ha revelado a un asesino anormal y patológico. Los primeros asesinatos ocurrieron en la ciudad de Köln el 25 de mayo 1923. Kürten había estado robando en condominios multifamiliares. Esa tarde, él examinaba un apartamento en Köln. El mismo, narró la historia así: "Entre en una casa en el Wolfstrasse, cuyo inquilino era de apellido Klein, fui hasta la primera planta. Abrí varias puertas y no encontré nada digno de robar; pero en la cama vi a una muchacha durmiendo de aproximadamente 10 años, cubierta con una cobija gruesa de plumas".
Kürten agarró a la muchacha por el cuello y con ambas manos la ahorcó. La niña luchó por unos momentos antes de quedar inconsciente, después llevó su cuerpo al borde de la cama y penetró sus órganos genitales con sus dedos. "Tenía un pequeño cuchillo de bolsillo con el cual corte su garganta. Oí los chorros y el goteo de la sangre en la estera al lado de la cama. Salió a borbotones en un arco. La cosa entera duró cerca de tres minutos. Entonces salí, cerré la puerta otra vez y regrese a mi casa en Düsseldorf ".


El cadáver de la niña estaba pálido y su lengua había sido mordida salvajemente. En la garganta había dos heridas separadas. La superior de uno 1 a 2 milímetros de profundidad y de 9 centímetros en longitud, esta fue echa en solo movimiento de mano, mientras que la inferior había sido echa por cuatro movimientos. La primera víctima de Kürten fue una niña llamada Christine Klein de 10 años de edad, estudiante de la escuela de Köln.
Su padre, PETER Klein, administraba una taberna. Todas las sospechas del asesinato cayó inmediatamente en su hermano Otto. En la tarde anterior, Otto Klein había pedido a su hermano un préstamo y había sido negado; en un ataque violento de rabia, él había amenazado hacer algo que su hermano " recordaría toda su vida".  En el cuarto en el cual habían matado a la niña, la policía encontró un pañuelo con las iniciales "P.K." y parecía concebible la culpabilidad de Otto por el préstamo solicitado a su hermano PETER. La sospechas sobre Otto se fueron profundizando por el hecho de que el asesinato no tenia motivos aparentes; la niña había sido asfixiada, su garganta había sido cortado con un cuchillo. Había muestras de algún molestaron sexual, pero no de violación y parecía posible que Otto Klein había penetrado los órganos genitales de la niña para proporcionar un motivo evidente. Lo acusaron del asesinato de Christine, pero el jurado lo absolvió, aunque estuvo convencido en parte de su culpabilidad, las evidencias no fuera suficientemente fuertes.
Al día siguiente, Kürten entró al café Mullheim, enfrente del bar de Klein, se sentó y bebió una cerveza de botella. La charla del lugar era acerca del horrible asesinato y comento del horror e indignación que la había provocado el crimen. El apetito sádico de Kürten había despertado, sediento de sangre, pronto comenzó una serie de ataques contra la gente de Düsseldorf. En 1921 estuvo en la prisión de Altenburgo, antes de esta etapa de su vida, Kürten parece haber llevado una vida perfectamente normal y respetable.

Encontró un trabajo permanente en una fábrica se hizo muy activo en círculos de la política. Con su vida de activista político tuvo cuatro años de paz y decencia.
  


En 1925, PETER vuelve a Düsseldorf para dar rienda suelta a sus inclinaciones criminales. Kürten vio Düsseldorf otra vez a la luz de la tarde y regocijándose decía " la puesta del sol era sangre roja en mi de vuelta", interpretando esto como presagio de su destino. Cuatro años después del ataque de la niña, parecía haber controlado su instinto asesino, pero solo era un preludio a los horrores atestiguados por los habitantes de Düsseldorf en el año de 1929.


La policía de Düsseldorf se enteró de las primeras atrocidades el 9 de febrero de 1920, cuando encontraron bajo un árbol el cuerpo de una niña de ocho años de edad, Rosa Ohliger. La habían apuñalado trece veces y había tratado de quemar el cuerpo con gasolina. El asesino también la había apuñalado en la vagina y las manchas de semen en su ropa interior indicaban que había sido violada.


Las investigaciones de la época indicaban que la causa de la muerte, así como el motivo del asesino fueron la hemorragia producida por las puñaladas características y la lesión a los órganos genitales. De estas consideraciones, se pudo comprobar que el objetivo de Kürten no había sido el acto sexual, sino que él se había limpiado su dedo manchado con semen en la ropa interior de la niña y luego lo había insertado en la vagina

Seis días antes, un hombre abordó a una mujer llamada Frau Kühn, arreglo su ropa y la apuñaló en varias ocasiones. Frau sufrió veinticuatro heridas, el apetito sádico de Kürten todavía no fue satisfecho, había descubierto un estimulante sexual nuevo volviendo a las escenas de sus crímenes. "El lugar en donde ataqué Frau Kühn lo visite dos veces en la misma tarde y luego fui volví varias veces. Al hacer esto, tenía a veces eyaculaciones. Al rociar la gasolina sobre el cadáver de Ohliger y vi el fuego sobre el cuerpo, tuve una eyaculación de la altura del fuego".


Solamente cinco días después del asesinato de Rosa Ohliger, un mecánico de 45 años de edad llamado Scheer fue encontrado apuñalado en una carretera en Flingern; tenía veinte heridas de cuchillo. Al día siguiente Kürten volvió a la escena de su crimen y tenía la audacia de conversar con los detectives y policías que cubrían el caso. La policía no tenia razones para de sospechar de Kürten y hablaban de manera abierta sobre el crimen; este es un episodio fantástico que fue confirmado durante el juicio. Poco después de una serie de violaciones, arrestaron a un idiota llamado Stausberg por asaltar a dos mujeres con un lazo. Naturalmente, la policía acusa Stausberg de los ataques de febrero y por una razón desconocida confesó a todos los crímenes, fue recluido en un asilo psiquiátrico.

Fatal error para la captura del verdadero Vampiro. En agosto, sin embargo, una serie de estrangulaciones e de incidentes con puñaladas hizo ver a la policía su error, el Vampiro atacaba de nuevo. En el suburbio occidental de Lierenfeld, apuñalaron a tres personas durante la noche mientras miraban un casa en venta. Las tres víctimas fueron sujetadas y tenían heridas profundas es sus costillas y espalda.


La noche del 23 de agosto de 1929, centenares de personas celebran las fiestas de aniversario de Flehe. Aproximadamente a las 10:30 p.m. dos niñas; Gertrude Hamacher de cinco años de edad y Louise Lenzen de catorce años, habían dejado la feria y comenzaron a caminar para ir a su hogar. Una sombra apareció entre los árboles y las siguió a lo largo del camino. La sombra detuvo a las niñas y dijo a Louise: "por favor consigue algunos cigarrillos para mí yo me ocupo de tu pequeña hermana".

Louise tomó el dinero y se dirigió al parque de atracciones. El hombre tomo a Gertrude en sus brazos y la estranguló, lentamente corto su garganta con una navaja de afeitar. Louise volvió luego de unos minutos donde fue secuestrada, luego el misterioso hombre la estrangula y la decapita. En la tarde siguiente, un hombre se acercó a una empleada de servicio domestico llamada Gertrude Schulte, intentó persuadirla para tener relaciones sexuales. Cuando ella dijo se negó el grito "muere" y la apuñalo.

Afortunadamente, Schulte sobrevivió. pero no podía dar una buena descripción de su asaltador, solo dijo que era una persona de aspecto agradable de cerca de cuarenta años de edad. Kürten ahora tenia al máximo su sexualidad y su ferocidad. El aumento de los ataques convencieron a los expertos médicos que el Vampiro había perdido todo el control de sus impulsos sádicos.


En septiembre violó y asesinó a una adolescente llamada Reuter, el 12 de octubre, otra joven llamada Elizabeth Dorrier fue muerta. Estos fueron seguidos por los ataques con martillo a Frau Meurer y Frau Wanders, ambos el 25 de octubre. Düsseldorf entro en pánico solo comparado con el provocado por Jack El Destripador, los violentos crímenes seguían. El 7 de noviembre, Gertrude Albermann de cuarenta y cinco años, desaparece, dos días después un periódico local recibió una nota en su redacción indicando que el cuerpo seria encontrado en la parte posterior de una fabrica. El cuerpo fue encontrado de hecho donde el asesino había descrito, entre una masa de ladrillos y de escombros.



La había estrangulado y había sido apuñalada treinta y cinco veces. El período entre febrero y mayo de 1930 aumentaron los ataques, aunque ninguno con consecuencias fatales. A pesar de el enorme operativo para capturar al Vampiro, el asesino seguía libre y Düsseldorf estaba en protesta pública. Los medios usados por el evasivo Kürten cambiaban constantemente y como tal no proporcionada ningún modelo claro para los detectives que investigaban. En mayo de 1930, el terror corría por las calles de Düsseldorf y el Vampiro todavía estaba libre.
El 14 de mayo de 1930 una empleda doméstico llamada Maria Budlick viaja a la ciudad de Köoln en busca de trabjo, en la estación de Düsseldorf a un hombre se acercó y le ofreció indicarle la manera de abordar el transporte. Caminaron por la calles por un momento, pero cuando él comenzó a conducirla hacia un parque ella recordo repentinamente los artículos periodísticos del asesino y lo rechazo para evitar problemas.
El hombre insistió, mientras discutían un segundo hombre apareció, averiguo lo que pasaba a la pareja. Claramente trastornada, la mujer se marcho con el recien llegado, el otro hombre se perdio en la estación del ferrocarril y la dejo sola con su hombre salvador: Peter Kürten. "La mujer me dijo que estaba sin trabajo y no tenia donde ir. Ella acordó venir a mi casa en Mettmanner Strasse, entonces dijo repentinamente que ella no deseaba relaciones sexuales y me pregunto si podría encontrar en algún parte diferente para dormir".
Tomaron el tranvía a Worringerplatz y en las bodegas de maderas de Grafenberger Kürten agarró Budlick con una mano por el cuello y preguntó si él podría tenerla. "Pensé que bajo estas circunstancias cambiaría de opinión, estaba muy asustada y tenía miedo de que fuera a denunciarme a la policía, esta noche en particular no quería asesinar a Budlick, además no opuso ninguna resistencia". Kürten estaba muy tranquilo y vigilo que nadie lo mirara depositar a la mujer moribunda en la estación del tranvía. "No pensé que Budlick podría encontrar la manera de regresar a mi apartamento en el Mettmanner Strasse.
Me sorprendio mucho cuando el miércoles, 21 de mayo, la mire de nuevo en mi casa". En contra a la opinión de Kürten, Fraulein Budlick recordaba todos los detalles para volver a la casa del Vampiro. Lo más importante, es que Maria escribió una carta el 17 de mayo a un tal Frau Bruckner en donde le contaba su encuentro, la carta nunca llego a su destino por tener mal la dirección , en la oficina de correos, Frau Brugmann abrio la carta y al mirar su contenido inmediatamente llamó a la policía. Inmediatamente localizaron a María Budlick, después de dudar un rato condujo al inspector Gennat al apartamento número 71 Mettmanner Strasse. La administradora del inmueble los condujo a un cuarto vacío, Budlick lo reconoció inmediatamente y verificarón que ahí vivía un hombre llamado Peter Kürten.
Mientras que en la casa, Fraulein Budlick encontró pruebas aún más concluyente cuando su atacante entró en la casa y comenzó a subir las escaleras hacia ella. Él miraba sorprendido, pero continuó a su sitio y cerró la puerta detrás de él. Algunos momentos después salió de la casa con su sombrero tirado abajo que cubría sus ojos, miembros de la fuerza especial de policía pasaron por su lado y se perdieron al voltear la esquina. Su captura era inevitable, Kürten eligió explicar el caso de Budlick, su esposa.
Pues la tentativa de la cópula sexual se podría considerar como violación; Kürten sabia que el delito podría se muy grave y estaría preso quince años, además ya tenia historia judicial. "El jueves, el 22 de mayo, vi a mi esposa por la mañana en su casa, saque mis cosas en una maleta y alquilé un cuarto en Adlerstrasse. Dormí en un hotel hasta la mañana de viernes". Hasta este momento, nada conectaba a Kürten con los ataques del Vampiro. Solamente era sospechoso de violación, pero él sabía que tenia que encubrir su identidad. Peter Kürten describió los acontecimientos del viernes el 23 de mayo en un escrito, asi: " Hoy, 23 de mayo, por la mañana, dije a mi esposa que también era responsable del asunto de Schulte, esto significa 10 años o mas de separación para nosotros, probablemente por siempre. Mi esposa estaba inconsolable. Ella me habló del desempleo, de la carencia de medios y del hambre que pasaría a su avanzada edad. Se torno histérica, puesto que su futuro estaba totalmente sin esperanza. Entonces, por la tarde, dije a mi esposa que podría ayudarle". 
Peter confesó a su esposa que él era El Vampiro de Düsseldorf y le describió cada asesinato. Kürten entonces hizo alusión a una alta recompensa que había sido ofrecida por el descubrimiento del criminal y que ella podría conseguirla si hacia un denuncio a la policía. "Por supuesto, no estaba convencida de mi confesión, ella iba hacer algo bueno por la humanidad y la justicia. Me prometió que por la tarde iba hacer la denuncia en la policía y le asegure que no me iba a suicidar. A la 1 p.m. cuando nos separamos, fui a mi alcoba y caí dormido inmediatamente". El 24 de mayo de 1930, Frau Kürten cuenta la historia a la policía, agregando que ella había convencido a su marido para que fuera a la iglesia del St. Rochus a las 3 p.m. Para esa hora el área entera había sido rodeada y cuatro oficiales esperaron con los revólveres cargados hasta el momento que apareció Peter Kürten. El hombre sonrió y no ofreció ninguna resistencia. "No hay necesidad de estar asustados", dijo.


¿Como se crea una mente asi?
 
Indiscutiblemente, víctima de una familia destruida, Kürten nació en Köoln-Mullheim el 26 de mayo de 1883. Su niñez la paso en la miseria en una casa pequeña donde vivía una familia de 13 miembros cuyo padre era un alcohólico violento, con frecuencia llegaba ebrio y forzaba a su madre a tener relaciones sexuales y en muchas ocasiones también a sus pequeños hijos." Si mis padres no estuvieran casados, eso actos habrían sido violación", comentó Kürten. 
El Sr. Kürten era un maniático sexual y fue encarcelado por tres años acusado de incesto con una hermanare 13 años de Peter. La madre Kürten era de una familia respetable formada por cinco hermanos, hija de un comerciante. El matrimonio se acabo por causa del incesto y en 1911 se caso de nuevo, la madre de Peter muere en 1927. Los impulsos sádicos de Kürten se despertados por las escenas violentas en su propio hogar. "La familia entera sufrió por el alcoholismo de su mi padre, porque cuando él estaba ebrio era terrible, yo era el mayor de los hijos, tuve que sufrir más. Como usted puede imaginarse, nosotros sufrimos una pobreza terrible, toda porque los salarios que ganaba mi padre se los gastaba en bebidas.
 
"Vivimos todos en un cuarto y esto afecto mi vida sexual". A la edad de nueve años, Kürten hace amistad con un drogadicto con el cual comparte una habitación, un degenerado quién le mostró cómo tener relaciones sexuales con perros y la tortura a animales. Mientras que un niño normal habría rechazado estos actos, el muchacho dio la bienvenida a la amistad y se convirtió en su mejor amigo. Por esa época, Kürten ahogó a un amigo mientras jugaban en una balsa en el río Rin. 
Cuando se zambulló para rescatarlo, lo empujo bajo la balsa y lo mantuvo hasta que se ahogo. Sus impulsos sexuales se mostraron rápidamente y Kürten pronto practicaba zoofilia con ovejas y cabras en los establos próximos. Descubrió rápidamente que sentía mas placer cuando en el acto sexual apuñalaba al animal, un acto que fue realizado con mucha frecuencia. A la edad de dieciséis años, Peter robaba y se había marchado de su hogar, tuvo veintiún entradas a prisión que ocuparon veinticuatro años de su vida. 
 

Los delitos por los que se le condeno por lo general era por robo de alimentos y ropa, los cuales le daba sentencias cortas en las prisiones de Düsseldorf. Después de su detención en 1899, convivió con una prostituta masoquista mucho mayor que él, ahora sus impulsos sádicos cambiaron de los animales a las personas. El primer período largo del encarcelamiento dejó Kürten un amargo recuerdo por las condiciones penales humanas. " No condeno esas sentencias, sino que condeno la manera que se realizan en la gente joven".
El encarcelamiento introdujo a Kürten a otra perversión, a un mundo de fantasía donde él podía alcanzar eyaculaciones imaginando actos sexuales brutales, estas fantasías se convirtieron en su gran obsesión, así rompió las reglas de la prisión de modo que pudiera ser condenado al confinamiento solitario. Esta demostró ser la atmósfera ideal para soñar despierto su mundo sádico. Poco después de salir de prisión, Kürten hizo su primer ataque contra una muchacha durante la relación sexual, dejándola muerta en las maderas de Grafenberg, pero nunca se encontro su cuerpo. Sus entrdas a la carcel siguieron y las sensaciones de Kürten por la injusticia fueron consolidadas. Así que lo mas preocupante para la gente de Düsseldorf, de sus fantasías sexuales y sádicas, era ahora su venganza a la sociedad.
 
EL ENSAYO DE UNA CONFESION 
 
Una vez bajo detenido, Kürten entabla una amistad con un notable psicólogo alemán, el profesor Karl Berg, que luego escribiría un libro para comprender mejor al misterioso asesino. Berg se gano la confianza del prisionero y logro entrar a su fascinante mente. La memoria de Kürten era más que extraordinaria y la viveza con la que describía todos los detalles sus crímenes daba entender que de verdad disfrutaba de sus actos. Cuando Kürten se ocupó de las cosas que no tenían ningún valor emocional para él, su memoria era a menudo muy defectuosa. La manera con la cual Kürten describió todas sus crímenes era sorprendente.
 
Los enumero durante su confesión comenzando con No.1 y terminando con No.79. Mientas dictaba al persona que taquigrafiaba, Kürten mostró disfrutar las caras horrorizadas de muchos oficiales de policía que escucharon confesión. La policía dudaba de la veracidad de sus palabras, fueron examinadas por eminentes magistrados y luego por el profesor Berg, hasta el mismo Kürten reconoció el escepticismo obvio con respecto a su confesión y por lo tanto tomó mas tiempo para describir cada crimen con exactitud a Berg. La motivación de Kürten para la confesión era simplemente asegurar un futuro lucrativo a su esposa, este es uno de los aspectos más misteriosos de su personalidad, ahora quería pagar todo el sufrimiento a su esposa Frau Kürten, a pesar de todo la amaba mucho y se desesperaba al pensar que en el futuro sufriria. 


"Había acabado ya con mi vida, sabía que la policía estaba tras mi pista. Quería dar a mi esposa una vejes despreocupada, porque no le dan derecho por lo menos a una parte de la recompensa. Es por eso que me entregue y confesé todos mis crímenes". Sospechoso de nueve asesinatos y culpable de siete, el juicio del Vampiro de Düsseldorf se abre el 13 de 1931. Un jaula especial del tamaño de un hombre había sido construida dentro del juzgado para prevenir su escape y detrás de ella se expusieron algunos objetos espantosos del museo de Kürten, los cráneos de sus víctimas y piezas del cuerpo que visualizan lesiones infligidas por el asesino, cada uno meticulosamente presentado en orden cronológico. Los cuchillos, la cuerda, la tijera y un martillo estaban en la demostración, junto con muchos artículos de la ropa y de una espada que él enterraba a una mujer. Era de hecho una exposición espantosa. Los presentes estaban horrorizados, el Vampiro entro muy elegante, el cabello cuidadosamente dividido por la mitad.  
 
Kürten tenía la mirada de un hombre de negocios en banca rota, Hablando con una voz reservada, negó su confesión anterior y presentó inicialmente una súplica de inocencia al magistrado. Dijo, que había confesado los crímenes en la primera ocasión para asegurar solamente la recompensa para su esposa. Después de dos meses Kürten volvió a aceptar su confesión inicial. La ampliación detallada de los crímenes era más monstruosa que cualquier persona se había imaginado, los doctores más brillantes de Alemania atestiguaron que Kürten : "siempre fue responsable de sus acciones". El motivo fue conocido desde comienzo; él deseó de venganza de la sociedad por los males que él había sufrido en la prisión.
 
En respuesta a la pregunta de los jueces si él tenía un remordimiento por los actos, Kuerten contestó: " No tengo ninguno. nunca pensé qué lo hice era malo, aunque la sociedad humana lo condena. Mi sangre y la sangre de mis víctimas estarán en las vidas de mis torturadores. Debe haber un ser más alto quién dio en la primera chispa vital a la vida. Ese ser más alto juzgaría mis acciones buenas y cobrara venganza de esta injusticia. Los castigos que he sufrido han destruido todas mis sensaciones como humano. Por eso era qué no tenía ninguna compasión para mis víctimas". Con una voz fría, Kürten describió una vida en la cual se combinaban varios factores como el ambiente familiar, la herencia y el sistema penal alemán, que habían fomentado su personalidad sádica. 
La corte quedo aterrorizada cuando el Vampiro dio a conocer sus pensamientos para causar accidentes en donde se involucraba millares de personas. "Me causa gran placer estas visiones donde la gente pueda observar a una mujer desnuda". Kuerten continuó narrando los detalles de sus asesinatos en forma individual, lo hacia de una manera tan organizada que nunca se había visto antes. Su defensa, entre ellos el Dr. Wehner, tenían la tarea desesperada de intentar probar locura de su apoderado.
"Kürten es todo un misterio para mí. No puedo desifrarlo. No tiene una conducta en común con los demás asesinos en serie, Peter ha asesinado a hombres, a mujeres, a niños y a animales; ha matado a cualquier cosa que encontró". El jurado tomó solo media hora para dar un veredicto unamime: culpable de todos los cargos.
 
 

El juez lo condeno a muerte, Kürten se comportó tranquilo y no se noto en su rostro ningún signo de arrepentimiento. El 2 julio de 1932, el vampiro de Düsseldorf cayo muerto ante una guillotina erigida en la prisión de Klingelputz. Kürten expresó su deseo terrenal antes de pasar al patíbulo: " Dígame ", le pregunto al psiquiatra de la prisión, " después de que mi cabeza se haya desprendido del cuerpo, podré oír, por lo menos por un momento, el sonido de mi propia sangre cuando brote de mi cuello? ", quedo en silencio por un momento y agrego "sería el mayor placer para terminar todos mis placeres." 
 
LA MENTE SPICOPATA
No se puede justificar a un asesino en serie, casi todos ellos tienen los mismos factores que influyen en su comportamiento. Peter Kürten no es diferente y exhibe muchas características del asesino "sed de lujuria". Él era, un psicópata maniático sexual, un individuo tan egocéntrico que, ante sus ojos, ningún otro humano importó.
Kürten admitió una sensación de tensión antes y después el crimen: una condición que convenció a los expertos del carácter sexual de sus asesinatos. Los ataques fueron planeados y realizados para alcanzar una satisfacción sexual que se podría obtener solamente con actos de violencia. Esto es egoísmo monstruoso y único, la satisfacción de los impulsos sexuales sin importar lo que pase. "Cometí mis actos por impulsos sádicos, conseguí placer al ver el resplandor del fuego y los gritos pidiendo ayuda". Su aspecto físico era de constitución atlética, muy aseado y siempre bien afeitado. 
 
En todos sus hábitos personales, era meticuloso y de tendencia narcisista que se reflejó en la autosatisfacción del hombre interno. Kürten se amó y era el núcleo de su tragedia, no podía amar a otro humano. En los exámenes, Kürten siempre recordó la miserias de su niñez y de el tiempo perdido en prisión. Habló siempre de ellos con gran amargura y a menudo los culpaba de su comportamiento. Kürten no sufría de ninguna enfermedad orgánica o de cualquier enfermedad mental funcional y por lo tanto era responsable ante la ley de sus crímenes.
"Ustedes son una partida de sinvergüenzas, que era más o menos de la clase que me quería vengar. Por ejemplo, mato alguien que es inocente y no es responsable de las cosas que me ha echo la sociedad, pero si realmente hay justicia en la tierra que compensa, entonces mis temores deben ser mostrados sin saber quien los cometió". Esta idea de venganza en el caso de Kürten, se arraiga en sadismo y es una máscara para la satisfacción sexual. 
Aunque fueron estudiados por los analistas en la prisión, estos factores nunca se parecían venir en un futuro. Una diagnostico básico en la prisión del sadismo en el paciente habría salvado muchas vidas, pero Kürten estaba libre para ejecutar sus crímenes. Kürten con sus crímenes buscaba reconocimiento, sabia de sus tendencias sádicas, pero siempre echo la culpa a su educación y las prisiones.
En ocasiones se disculpaba por su conducta malvada ante sus víctimas, esto es inusual en los asesinos en serie que normalmente están convencidos de sus actos. Entre todas las tendencias psicopátas exhibidas por Kürten es interesante su inclinación a mentir y de engañar, siempre mostrándose como un ciudadano respetable. Un aspecto contradictorio de Kürten es la lealtad inmensa mostrada a su esposa.
 
Para este asesino, la infidelidad en sus violaciones pesaba más que los asesinatos sangrientos. Un carácter incomprensible, Frau Kürten exhibió gran humildad a través de su vida casada y consideró los malos tiempos con Peter como castigo para su existencia anterior. "Mis relaciones con mi esposa eran siempre buenas. No la amé de la manera sensual, sino que tuve admiración para su carácter fino". Quizás el amor que Kürten sintió por su esposa nunca lo pudo comprender.
 
 
Peter Kürten (26 de mayo de 1883-el 2 de julio de 1931) fue un asesino en serie alemán denominado El vampiro de Düsseldorf por los medios de comunicación. Cometió una serie de delitos sexuales, agresiones y asesinatos contra los adultos y los niños, más notablemente a partir de febrero a noviembre de 1929 en Düsseldorf. 
 

En 1931 los científicos trataron de examinar las irregularidades en Kürten del cerebro en un intento de explicar su personalidad y comportamiento. Su cabeza fue disecada y momificados y se encuentra actualmente en exhibición en el Museo Ripley's Believe It or Not! museo de Wisconsin Dells.
 

 
Comparte este Post en tu Red Social Favorita

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MAPA DESAPARECIDOS


Ver Desaparecidos - Missing People en un mapa más grande

Juego de ingenio y Logica ONLINE ¿Te atreves?

 

Recomendaciones, Agradecimientos, Notas y Creditos

En Criminal Descubierto aceptamos Publicaciones. Si deseas Publicar un articulo, escribe a criminal-descubierto@live.com y tras revisar contenido se realizara la publicación. También se acepta complementación de información de lo ya publicado.Toda la información de este blog ha sido recopilada bajo investigaciones vía red publicadas ya existentes, por lo que si existiera alguna foto con derechos de Copyright Infórmenos y añadiremos fuente o propietario bajo la misma.
Gracias a todos los colaboradores de este Blog, dando especial mención a Tata por sus interminables aportes de información.
Un gran abrazo a Marco Besas desde este mi espacio en el cual siempre sera bienvenido.