Sin pistas en Mallorca de la niña rockera

Concentración en Calviá para pedir la vuelta a casa de Malén
Cincuenta y seis días de sombra. La Guardia Civil peina sin resultado la isla en busca de Malén, de 15 años

Ponferrada, Málaga, Manzanares y Barcelona. En esos cuatro lugares de la Península ha buscado la Guardia Civil a Malén Ortiz, además de las 25 batidas que se han realizado en Mallorca. No han hallado ni rastro de la adolescente de 15 años. El día 2 de diciembre la menor desapareció en Mallorca, a la altura de Sa Porrassa cuando se dirigía desde Magaluf a Son Ferrer para comer en casa de su novio. Llamó a su padre para decírselo, pero al no localizarlo habló con su secretaria. Eran las 15.30 cuando la grabó una cámara. Unas horas después su teléfono ya estaba apagado. Iba indocumentada, salvo una tarjeta de crédito que no ha utilizado. Las primeras horas se barajó una fuga voluntaria. Ya nadie cree esa hipótesis. En un área de 600 metros alrededor de ese punto próximo al que recoge la cámara se ha peinado hasta el último agujero, además de acantilados, pozos, matorrales... a pie, con perros especializados, con un helicóptero y una patrullera. Se han registrado dos viviendas: una casa abandonada, habitada esporádicamente por un «okupa» y la de su novio Dani, de 17 años. Los agentes recogieron muestras en las dos plantas de esta última en la que el menor vive con sus padres y que es además el negocio familiar, una tienda de muebles. El Laboratorio de Criminalística analiza posibles indicios. De momento, solo silencio.

Malén tiene 15 años y ha recuperado la autoestima, tras un periodo difícil. «Sos una mujer hermosa. Vas a ser un pibón», suele decirle Alejandro, su padre. Su sonrisa de niña y su larga melena empapelan la isla. Desde 2011 Malén y Bruno, su hermano de 12, viven con Alejandro. Malén nació en Mendoza (Argentina), pero sus padres la trajeron a Mallorca con tres años. Hace siete ellos se separaron. Esta historia de desencuentro ha saltado a la prensa y la televisión por boca de propios y extraños con declaraciones y comunicados cruzados que han añadido un punto turbio al caso. Los niños se quedaron con la madre. «Era la abuela la que los cuidaba», asegura Alejandro Ortiz; «luego me enteré de que incluso iba a pedir comida a Cáritas».

Ni siquiera la desaparición de la niña les ha aproximado. Cada uno busca por separado y así arrastra su pesar. Alejandro tiene en vigor una orden de alejamiento de su exmujer, Natalia Rodríguez, que estaba en Tailandia cuando Malén se esfumó. Ambos se han denunciado varias veces. Natalia difundió un comunicado en el que dice ser una mujer maltratada y que él la amenazó de muerte. Demasiadas distorsiones. La orden existe y, sin embargo, es Alejandro quien tiene la custodia de los niños desde hace dos años.

Custodia para el padre

Cuenta Alejandro, con su hijo menor al lado, que en la Nochevieja de 2011 la madre los echó de casa, mientras él dormía en el calabozo tras una denuncia de ella por violencia de género (el novio de la madre y él se enzarzaron en una pelea). Al regresar, Alejandro los encontró en la suya. No supieron nada de Natalia hasta cuatro meses después. Una juez le quitó la custodia a la mujer y se la dio al padre. Malén se negó -y seguía haciéndolo- a ver a su madre. Bruno, al otro lado del teléfono, asegura que está «muy cansado por la incertidumbre y eso que confía ciegamente en que su hermana esté bien. Dice que su madre no lo ha llamado en este mes y medio. Es la versión de una parte. La otra, la madre, sostiene la propia en sus demoledores comunicados.

Malén adora a su novio Dani y le apasiona la música. Comparten grupo de rock y frecuentan un local de ensayo de Calviá, «Generador», donde se relacionan con muchísimos jóvenes. Ese entorno también se ha rastreado a fondo. La niña hace coros y aprende a tocar el bajo; está en 4º de la ESO e intenta ponerse al día en asignaturas atrasadas de otros años. Patina y le apasiona cocinar.

Los investigadores no pierden detalle. Hace ya un mes, Ico, el hijo de la Paca, la mayor traficante de Mallorca, absuelta tras anularse las escuchas policiales, ofreció 2.500 euros por pistas de Malén. Al padre lo relacionaron con este individuo, a quien asegura que no conocía y a quien está «muy agradecido». Esta semana ha sido el propio Alejandro quien ha puesto precio al paradero de su hija. En las redes se habla de 30.000 euros. «Alguien tuvo que verla en pleno día, en esa zona», repite Alejandro. La última iniciativa es una manifestación que ayer recorrió las calles de Son Ferrer. Estos 56 días de silencio empiezan a quebrar los nervios.


Fuente: ABC
Comparte este Post en tu Red Social Favorita

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MAPA DESAPARECIDOS


Ver Desaparecidos - Missing People en un mapa más grande

Juego de ingenio y Logica ONLINE ¿Te atreves?

 

Recomendaciones, Agradecimientos, Notas y Creditos

En Criminal Descubierto aceptamos Publicaciones. Si deseas Publicar un articulo, escribe a criminal-descubierto@live.com y tras revisar contenido se realizara la publicación. También se acepta complementación de información de lo ya publicado.Toda la información de este blog ha sido recopilada bajo investigaciones vía red publicadas ya existentes, por lo que si existiera alguna foto con derechos de Copyright Infórmenos y añadiremos fuente o propietario bajo la misma.
Gracias a todos los colaboradores de este Blog, dando especial mención a Tata por sus interminables aportes de información.
Un gran abrazo a Marco Besas desde este mi espacio en el cual siempre sera bienvenido.