Caso "El Matamendigos"

"Las voces se ríen de mí. Me dicen que quieren sangre".

Francisco García Escalero nació en Madrid el 24 de mayo de 1954. Vivió la infancia junto a su hermano mayor, entre las chabolas de un humilde barrio de la capital, a unos 200 metros del cementerio de la Almudena.

Solitario, melancólico, con una educación deficiente y de carácter oscuro, tenia como principal afición la de pasearse por las noches entre las tumbas del cementerio. También se divertía explorando casas abandonadas o espiando a mujeres y parejas por la ventana de su habitación mientras se masturbaba.

Con frecuencia sufría impulsos suicidas. En varias ocasiones se lanzó a la carretera colocándose delante de los coches. Tampoco tuvo un gran apoyo por parte de su familia, en la que su padre, irritado por su extraño comportamiento, le propinaba frecuentes y brutales palizas. Contaba con sólo 16 años cuando pisó los primeros pabellones psiquiátricos.

También comenzaría a perpetrar pequeños robos a temprana edad. En 1973 salió de un reformatorio en el que había ingresado tras haber robado una motocicleta. Allí conocería a algunos de sus posteriores "compañeros" de andanzas, con los que al poco tiempo de abandonar el centro, y cuando contaba con 21 años, cometería su primer delito de importancia: tras atracar a una pareja en las proximidades del cementerio de la Almudena, violaron a la joven en presencia de su novio. Por este hecho ingresaría en prisión, condenado a 12 años. Allí se cubrió el cuerpo con tatuajes, algunos con frases tan significativas como: "Naciste para sufrir". Se comenta que su celda estaba llena de pájaros muertos que encontraba en el patio porque "con ellos estaba más a gusto".

Al salir de la cárcel, sin amigos ni formación, inicia una búsqueda infructuosa de empleo, pero Escalero termina ejerciendo la mendicidad en los alrededores de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima.

En este tiempo se había aficionado a la bebida, que mezclaba con pastillas, provocando que en ocasiones muestre un comportamiento muy violento. Entonces comienza a sufrir alucinaciones auditivas, en las que una serie de voces le piden que cometa crímenes y que profane cementerios. "Iba por la calle como si no existiese, era como si no tuviera cuerpo. Me miraba a los espejos y no me reconocía. Oía voces interiores que me decían que tenia que matar, que tenia que ir a los cementerios".

Guiado por las voces, Francisco inicia su desenfrenada carrera asesina. Entre sus víctimas elige a sus más allegados: mendigos y prostitutas.

Su primera víctima es Paula M, una ramera que en agosto de 1987 apareció en las afueras de Madrid decapitada y calcinada. Nueve meses después comete su segundo asesinato. En esta ocasión es Mario R, un mendigo al que, tras apuñalarle por la espalda, le aplasta la cabeza con una piedra. Algunos meses más tarde aparece un tercer cadáver quemado junto a la tapia del cementerio de Aluche.

Así continúa una sucesión de nuevos y brutales asesinatos: a sus víctimas las cose a cuchilladas por la espalda, les machaca el cráneo con piedras o los decapita sin más. A alguno le llega a sacar las vísceras o el corazón con una navaja, mordiéndolos posteriormente. En mayo del 89 mató a puñaladas a un indigente de 65 años al que, tras amputarle el pene, se lo metió en la boca. Luego, para borrar el rastro, quemaba los cadáveres con periódicos y mantas y les cortaba las yemas de los dedos.

Alternaba estos asesinatos con prácticas de necrofilia. Para ello utilizaba los cuerpos que extraía de las tumbas del cementerio de la Almudena. Erróneamente se pensó que las profanaciones del 10 de abril y 13 de noviembre de 1986 eran obra de una secta satánica, cuando se trataba de las prácticas de Matamendigos.

En 1993, tras seis años de continuos asesinatos, esas voces le inducen a suicidarse. Escalero se arroja delante de un coche, pero sólo se fractura una pierna. En el hospital confiesa sus crímenes a las enfermeras porque "no quería seguir matando". En su declaración, y refiriéndose al último de sus crímenes, el de Víctor C, un esquizofrénico que conoce y con el que se escapa del psiquiátrico en el que estaba recluido, dice:

"Compré bastante vino, y él también bebió. Recuerdo que le di con una piedra en la cabeza y... luego lo quemé..."

A partir de esa primera confesión Matamendigos relató a la Policía, uno por uno, catorce asesinatos. No ahorró detalles, incluyendo la satisfacción que experimentaba cuando mantenía relaciones sexuales con los cuerpos sin vida de las víctimas, o lo que les costaba matarlas.

Fue juzgado a finales de febrero de 1996. El informe de todos los forenses coincidió en que su peligrosidad continuaba, pero no era responsable de sus actos. García Escalero fue absuelto de sus crímenes por enajenación mental, producto de un alcoholismo crónico y su esquizofrenia, aunque el tribunal ordenó que fuera recluido en un centro psiquiátrico penitenciario. García Escalero declararía "Nunca comprenderé mientras esté vivo, porqué lo hacía. No lo podré saber nunca... jamás. Jamás en la vida comprenderé cómo pude llegar a hacer lo que he hecho".

Los psiquiatras que lo examinaron concluyeron en su informe: "Se trata de un fracaso estrepitoso de la sociedad en general y más en concreto de sus instituciones".

En la actualidad Francisco García Escalero, más conocido como "matamendigos ", se encuentra ingresado en el Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent y, según el personal del centro, no ha vuelto a mostrarse agresivo.

Su abogado negocia la posibilidad de que lo liberen, aunque los demás especialistas creen que Escalero todavía es peligroso. Según su psiquiatra, "Lo que padece es una enfermedad incurable que surge por brotes, y que es absolutamente irreversible. Puede pasar temporadas pudiendo llevar una vida completamente normal, pero puede matar en cualquier momento..."
Comparte este Post en tu Red Social Favorita

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MAPA DESAPARECIDOS


Ver Desaparecidos - Missing People en un mapa más grande

Juego de ingenio y Logica ONLINE ¿Te atreves?

 

Recomendaciones, Agradecimientos, Notas y Creditos

En Criminal Descubierto aceptamos Publicaciones. Si deseas Publicar un articulo, escribe a criminal-descubierto@live.com y tras revisar contenido se realizara la publicación. También se acepta complementación de información de lo ya publicado.Toda la información de este blog ha sido recopilada bajo investigaciones vía red publicadas ya existentes, por lo que si existiera alguna foto con derechos de Copyright Infórmenos y añadiremos fuente o propietario bajo la misma.
Gracias a todos los colaboradores de este Blog, dando especial mención a Tata por sus interminables aportes de información.
Un gran abrazo a Marco Besas desde este mi espacio en el cual siempre sera bienvenido.