Fred y Charlotte Bryant: un matrimonio particular

Cuando Charlotte y Fred Bryant se casaron, eran apenas dos jóvenes de 19 y 26 años respectivamente.
Fred era un soldado inglés, estacionado en Irlanda en el año 1922 y parecía ser un buen partido para Charlotte.
Al terminar su período de deber, retornó a casa en Somerset, Inglaterra, con su flamante jóven esposa.



 Charlotte Bryant a los 26 años.

La vida en matrimonio:
Fred consiguió trabajo como granjero y se instalaron en un pequeño chalet proporcionado por su contratista.
El matrimonio no funcionó como esperaban.
Charlotte estaba decepcionada siendo la esposa de un granjero de bajos ingresos, pues extrañaba la vida pecaminosa que llevaba en Londonderry, donde siempre había cientos de soldados dispuestos a atenderla.
Con el tiempo comenzó a caer en brazos de cada hombre con el que se le presentaba la ocasión. Hacía algunos altos a su rutina para dar a luz a algún bebé.
El “matrimonio” tuvo en total 5 hijos.

Un nuevo trabajo:

Charlotte decidió sacar ventajas a su vida libidinosa, y empezó a aceptar pequeñas sumas de dinero por sus servicios.
Se convirtió en una prostituta de tiempo parcial y se aficionó al ron de una forma poco conveniente. Las consecuencias fueron rápidamente notorias en su físico y su apariencia. Y a Fred esta situación le importaba muy poco, por no decir nada “…No me importa lo que ella haga, cuatro libras por semana son mejores que 30 shillings…” decía el esposo.
En diciembre de 1933, Charlotte conoció a un gitano llamado Leonard Parsons.
Este hombre, casado y con cuatro hijos en su casa de Loveridge, de apariencia de tipo duro y otros atributos poco visibles a los ojos de los observadores normales, cambiaría la vida de Charlotte y Fred.
Charlotte decidió invitarlo para la cena de Navidad, y en la amena conversación que había entre los integrantes de la mesa, Len se quejó de que estaba separándose de su esposa y que necesitaba un lugar para vivir.
Fred resolvió invitarlo a vivir con ellos a su casa, Len aceptó agradecido.

Una convivencia particular:
Len y Fred se llevaban maravillosamente, compartían la casa, la comida… y la mujer con la que dormían.
En 1934 Fred perdió su trabajo y el chalet, pero consiguió un empleo en otra granja y la numerosa familia con dos jefes se trasladaron a Sherbourne.
Aquí las cosas se complicaron un poco, pues el lugar no era lo suficientemente grande para albergar a todos y después de algunos meses Fred insistió en que Len se marchara, lo que llevó a una gran discusión que acabó cuando Len, seguido por Charlotte y 2 de sus hijos.
Tres días mas tarde, la mujer regresó a los brazos de su comprensivo esposo.
Tiempo después, Len mandó un telegrama a Charlotte pidiéndole una reunión.
Charlotte lo consultó con su esposo y juntos decidieron encontrarse con Len en el pueblo de Babylon Hill.
Si bien el encuentro comenzó con una gran pelea, un rato después los 3 integrantes resolvieron regresar juntos al chalet de Bryant en Coombe para vivir una vez más “en familia”.

Charlotte comenzó a compartir su cama con Len mientras que su marido dormía en el sofá. A veces cambiaban. Y pronto Charlotte volvió a quedar embarazada.
Como si la situación fuera poca cosa, Fred cayó gravemente enfermo. Tras la visita del médico se mejoró y rápidamente volvió a su trabajo.
En noviembre de 1935 Len abandonó la casa para siempre por voluntad propia. Charlotte estaba devastada.
El comienzo del fin:
El 11 de diciembre Fred volvió a enfermarse. Su esposa hizo averiguaciones sobre su seguro, pero el enfermo estaba lo bastante grave como para ser cubierto.
Charlotte, con su esposo enfermo y abandonada por su amante, encontró una nueva amiga, Lucy Malvina Ostler, una viuda cuarentona que se fue a vivir con ellos para acompañar y ayudar a su nueva amiga.
Antes de la navidad, Fred empeoró y fue trasladado al Hospital Yeatman en Sherbourne. Falleció esa misma tarde.
La autopsia indicó que su muerte era consecuencia de un proceso de envenenamiento con arsénico.
Encontraron rastros del veneno en las uñas de Fred, lo que confirmó que el veneno se le administraba desde bastante tiempo atrás.
Tras la muerte de Fred la policía investigó toda la casa. No encontraron rastros.
Al verse sospechosa, Lucy declaró, dijo a la policía que luego de que Fred muriera, Charlotte le mostró una lata verde diciendole “tengo que deshacerme e esto”.
Y que días mas tarde, mientras limpiaba la chimenea había encontrado la lata verde quemada.
La lata fue analizada y encontraron en su interior restos de arsénico. Las cenizas de la chimenea también tenían esta sustancia.
El juicio:
Charlotte fue acusada y arrestada por el asesinato de su esposo.
El 27 de mayo de 1936 se presentó al juicio por el asesinato.
Lucy declaró que su amiga había predecido la muerte de su esposo, que repetidas veces le había confesado que lo odiaba y también describió como Charlotte le dio sopa a Fred en la mañana en que murió.
El día después que la policía visitó el chalet, Charlotte intentó limpiar todo lo que había a la vista, pero aún así las evidencias salieron a la luz.
Len Parsons también fue citado a declarar.
Le preguntaron si tuvo relaciones con la acusada a lo que respondió “Oh, sí mucho, desde el momento que la conocí hasta que me marché.” Y también añadió que en el chalet de Bryant siempre había arsénico para matar a las malas hierbas.
En el juicio Charlotte mantuvo su inocencia, pero no pudo dar una explicación verídica a los restos de arsénico encontrados en el bolsillo de uno de sus abrigos.
El jurado la declaró culpable aunque la prueba absoluta de posesión de arsénico nunca fue probada.
Charlotte apeló. Pues se demostró que las cenizas de la chimenea no tenían mayor cantidad de arsénico que la habitual que se encuentra en las cenizas del carbón.
A su vez nadie podía descubrir ningún motivo crucial para el asesinato, sin embargo hay una explicación que cubre una gran variedad de emociones, es posible que Charlotte hubiera terminado detestando a su marido por la forma en que se dio su matrimonio.
En la úlitma carta de Charlotte desde su celda de condena había una línea que da que pensar: “La culpa es toda de….de que esté aquí.” La policía borró el nombre y censuró la carta, razón que deja una gran intriga sobre si Charlotte estaba realmente bajo la influencia de otro individuo o no.
De todas formas Charlotte pasó sus últimos días en la cárcel y sus últimas horas rezando.
El 15 de julio de 1936, a las 8:00 a.m.
Charlotte Bryant fue colgada por el asesinato de su marido.


La tumba de Charlotte.
Comparte este Post en tu Red Social Favorita

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MAPA DESAPARECIDOS


Ver Desaparecidos - Missing People en un mapa más grande

Juego de ingenio y Logica ONLINE ¿Te atreves?

 

Recomendaciones, Agradecimientos, Notas y Creditos

En Criminal Descubierto aceptamos Publicaciones. Si deseas Publicar un articulo, escribe a criminal-descubierto@live.com y tras revisar contenido se realizara la publicación. También se acepta complementación de información de lo ya publicado.Toda la información de este blog ha sido recopilada bajo investigaciones vía red publicadas ya existentes, por lo que si existiera alguna foto con derechos de Copyright Infórmenos y añadiremos fuente o propietario bajo la misma.
Gracias a todos los colaboradores de este Blog, dando especial mención a Tata por sus interminables aportes de información.
Un gran abrazo a Marco Besas desde este mi espacio en el cual siempre sera bienvenido.