El Madrid Oculto: por Mary Eastwick


Por Ángel González Peral 'Metangel' (*)
Autor del blog Metatierrametangel

Hay en Magerit innumerables lugares y edificios singulares que la rodean, muchos de ellos encierran detrás de sus muros historias, leyendas y relatos escalofriantes, unos por amor, otros por graves delitos que se han consagrado dentro, todo ello se entrelaza y crea una amalgama de hechos que nos parecen imposibles de admitir.

Actos satánicos, poltergeist, apariciones, maltratos, asesinatos, fantasmas y espíritus, un sin fin de sucesos que no se sabe bien por que, pero que hacen que se despierten una serie de fenómenos sin explicación racional, que a veces atormenta a quienes en esos lugares habitan y también a algún que otro advenedizo.

Dichos fenómenos perduran a lo largo de los años, historias fantasmagóricas nos acompañan a través de los siglos en la Villa de Madrid y su Comunidad.
En otras épocas por lo que es la actual Calle Segovia y ciertas zonas de la ciudad, habitaban brujas y seres de leyenda, por supuesto que era lo que contaban las abuelas del siglo XVIII.

También en la Plaza de la Paja donde tantos ajusticiamientos ha habido, en la propia Plaza Mayor la propia inquisición hacía sus juicios y su posterior martirio, delante de cientos de personas.

Pero hay cientos de “lugares mágicos”, innumerables edificios, cementerios, jardines, teatros y hasta de los túneles y antiguas estaciones del Metro, de donde provienen estos comentarios, estas tradiciones, estas leyendas que aun en nuestros días hay un paralelismo, con lo oculto, con la tragedia, con la muerte, con lo inexplicable... en definitiva con el misterio.

¿Es Madrid una Comunidad de Leyenda?, veamos toda esa información o al menos buena parte de ella. Dejemos volar nuestra mente para asimilar estas extraordinarias historias y que espero, por supuesto, que no sean para no poder dormir.

Iniciamos nuestra andadura, nuestro recorrido por el misterio, en uno de los lugares que más fama ha cogido en los últimos años, los relatos y los testigos forman ya parte de esas leyendas urbanas, ¡ciertas o inciertas!, ahí están y los que las han vivido y sentido os puedo asegurar que son personas normales y sin ningún ánimo de protagonismo.

Casa de América (Palacio de Linare
José de Murga y Reolid y Raimunda de Osorio y Ortega, primeros marqueses de Linares y primeros vizcondes de Llanteno, compraron el solar, de 3.064 metros cuadrados, en 1872 al Ayuntamiento de Madrid.

Se encomendaron las obras al arquitecto municipal Carlos Colubí en 1873 siendo inaugurado en el año 1900, siguiendo fundamentalmente los diseños del arquitecto francés Adolf Ombrecht, responsable asimismo de la construcción de otros fastuosos palacios como el desaparecido Palacio de Portugalete, propiedad de los duques de Bailén.

El Palacio de Linares, conocido en sus primeros años como el Palacio de Murga, se encuentra en Madrid (España), situado entre el paseo de Recoletos y la calle de Alcalá, abriendo su fachada principal a la plaza de Cibeles, en los terrenos de los antiguos Molinos de Plata y del Pósito Real de Madrid, gran almacén de cereal pensado para atender posibles crisis de abastecimiento en la ciudad.

El palacio consta de cuatro pisos (sótano, entresuelo, planta noble, y tercera planta) más un subsótano que se extiende a lo largo y ancho de las caballerizas y del jardín y que consta de galerías cegadas que, al parecer, comunican con edificios cercanos. En la planta del sótano, que abre sus ventanas al ras del suelo de la calle, se encontraban las cocinas, diversas dependencias para el servicio y las oficinas de los empleados del marqués de Linares.

En la planta del entresuelo se encuentran la entrada a la escalera principal, el despacho, la biblioteca, el fumoir, la sala de billar, el salón de música Luis XVI, el comedor de diario, el office, el dormitorio, el baño y el boudoir Luis XVI de la marquesa, y el dormitorio del marqués.

En la planta noble se pueden encontrar el salón de baile con sus respectivas antesalas, el salón de tapices, el saloncito chino, el comedor de gala, otro office, la capilla, la sacristía, el dormitorio, el baño y el boudoir Luis XV de la marquesa y el salón de retratos. La tercera planta alberga las galerías pompeyanas, los invernaderos, un comedor, diversas habitaciones de recibo, el coro de la capilla, y el dormitorio, el baño y el boudoir para invitados.

Algunas partes del palacio de Linares, como la escalera de mármol que da paso al jardín, las caballerizas o la famosa Casa de Muñecas, fueron obra de Manuel Aníbal Álvarez. Los marqueses de Linares se mudaron al edificio en 1884, aunque las obras no terminarían por completo hasta 1900.

El edificio se caracteriza por su belleza y la calidad de sus materiales, como puede apreciarse en la soberbia escalera principal, que une el entresuelo con la planta noble, realizada en bloques de mármol de Carrara, o las galerías del segundo piso, pintadas al óleo con motivos pompeyanos. La decoración se inspira en diversos estilos, pasando de los lujosos Luis XV y Luis XVI al pomposo Rococó o al sobrio Luis Felipe.

Todas las salas están decoradas con exquisito gusto: tapices de la Fábrica de Gobelinos, techos decorados con abundantes dorados y pinturas mitológicas, suelos de maderas exóticas, lámparas francesas, alfombras de la Real Fábrica de Tapices, sedas de China para el salón oriental, diversos panneaux decorados con ricas telas bordadas.

El Palacio incluye obras de Alejandro Ferrant, Francisco Pradilla, Manuel Domínguez, Jerónimo Suñol, Casto Plasencia, Francisco Amérigo y Valeriano Domínguez Bécquer.

El marqués José de Murga había contraído matrimonio con una joven de condición humilde, Raimunda de Osorio, sin que nadie pudiera impedírselo, ya que el único opositor al matrimonio, Mateo de Murga (padre de José), había muerto, llevándose a la tumba un secreto que destrozó a la pareja: José y Raimunda eran hermanastros.

A partir de este momento, la historia deja paso a la leyenda y se dice que como fruto de esta unión nació Raimundita, que fue asesinada al nacer. Según la rumorología madrileña, el palacio de Linares encerraría los fantasmas de los primeros marqueses de Linares, así como el de una niña, su supuesta hija. Siguiendo esta leyenda, José de Murga y Reolid le habría confesado a su padre, el rico comercial Mateo Murga y Michelena, haberse enamorado de una muchacha humilde, Raimunda Osorio, supuestamente hija de una cigarrera de Lavapiés.

Al conocer su padre el nombre de la joven, horrorizada, habría mandado a su hijo a estudiar a Londres, con el fin de hacerle olvidar tal amor de juventud. La razón de su espanto vendría dada por el hecho de que esa muchacha humilde habría sido fruto del amor extramatrimonial del propio Mateo con la madre de ésta, y por tanto, ambos enamorados serían hermanos de padre.

La leyenda continúa situando a Mateo recientemente muerto y a los jóvenes recién casados. En tal situación habría encontrado José una carta de su padre dirigida a él en la que le explicaba las razones de su oposición a tal relación. José y Raimunda, conscientes del pecado incestuoso que habrían cometido, se habrían dirigido al Papa Pío IX, quien finalmente les habría otorgado una bula papal denominada Casti convivere, esto es, vivir juntos pero en castidad.

Sin embargo, el amor que se profesaban les habría hecho pasar por alto su relación de medio hermanos y habrían engendrado una hija, a la que habrían asesinado siendo niña para evitar un gran escándalo. Y cuenta la leyenda que Raimundita habría sido emparedada o ahogada, tal vez enterrada en el propio palacio y, según tal leyenda, hoy en día, seguiría su espíritu paseándose por los grandes salones del viejo palacio cantando canciones infantiles y llamando a sus padres.

Tras la muerte de los marqueses de Linares, el Palacio fue heredado por Raimunda Avecilla y Aguado, condesa de Villapadierna, ahijada de los marqueses e hija de su administrador, Federico Avecilla Delgado.

Con el paso de los años y tras sufrir los estragos de la Guerra Civil Española, el Palacio estuvo a punto de ser derruido. Sin embargo, fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1976, lo cual le salvó de una desaparición segura. A pesar de los cambios de propietario, entre los que se incluyen la compañía marítima Trasmediterránea, la Confederación Española de Cajas de Ahorro, el Ayuntamiento de Madrid y el industrial Emiliano Revilla, permaneció sin uso y clausurado «con cien llaves» durante casi un siglo, lo que garantizó que su decoración y mobiliario llegasen casi intactos hasta el día de hoy.

Los polvorientos salones del palacio fueron empleados, en 1981 cuando aún permanecía cerrado, para el rodaje de la película Patrimonio Nacional de Luis García Berlanga.

En 1992, coincidiendo con los actos del Quinto Centenario de la llegada a América de Cristóbal Colón y de la capitalidad cultural europea de Madrid, el Palacio de Linares se reabrió, tras una rehabilitación llevada a cabo por el arquitecto Carlos Puente Fernández, como Casa de América, un centro destinado al intercambio cultural entre España y América.

Con este fin, el centro organiza numerosas exposiciones, debates, presentaciones, conferencias, cursos, etc. Además, durante el año 2009, ha servido de escenario para la grabación de diversos videoclips y actuaciones, como es el caso de Cómo te olvido, de Malú, o Tarde de domingo rara, de Amaral, grabada en acústico.

En mayo de 1990, el Palacio entra en obras, a partir de ese momento, los obreros y vigilantes afirman oír ruidos, pisadas y voces de ultratumba que dicen: «Yo tuve una hija», «Mi hija Raimunda… Nunca oí decir mamá», y que fueron atribuidas a Raimunda de Osorio. A continuación, responde la voz de Raimundita: «Mamá…Yo no tengo mamá». Por último, replica el marqués: «¡Fuera... No, aquí no!».

Algunos de los trabajadores del palacio comentan que en la segunda planta ocurren cosas muy extrañas y un tanto raras, pues desaparecen cosas que vuelven a aparecer después.

En el momento de cerrar edificio, el personal de seguridad, inicia sus respectivas rondas, entrando en algunas estancias para apagar luces y cerrar puertas que ya habían sido cerradas y apagadas.

Ruidos extraños, sombras que se desvanecen junto a los demás misterios, han hecho que más de un trabajador nocturno pidiera ser trasladado a otro puesto de trabajo.

Desde el jardín de la Casa de América se puede apreciar un mirador con unas ventanas, hay gente que afirma que por la noche se ven sombras por las cortinas, ¿serán los de seguridad haciendo la ronda?, o ¿será el espíritu de Raimunda y su especial familia?

El misterio está ahí, la leyenda está ahí, ¡queridos lectores! ni son los primeros y seguro que no serán las últimas, ahora seguiremos por ese recorrido un tanto fantasmagórico e irreal, aunque con algunos, quizá con bastantes de los hechos que vamos a descubrir, puedan llevarnos a pensar que el mundo oculto y desconocido del llamado “más allá”, como digo, quizá no esté tan lejos de todos nosotros.

ARTICULO EXTRAIDO DE: DIARIO ALCALA 


Criminal Descubierto: Si este Articulo te intereso no dejes de ver: Madrid Oculto (Marco Besas y Peter Besas), Madrid Oculto II (Marco Besas y Peter Besas) , De Madrid al Infierno: Guia de Crimenes en Madrid (Marco Besas y Antonio Pastor)


Gracias Tata
Comparte este Post en tu Red Social Favorita

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MAPA DESAPARECIDOS


Ver Desaparecidos - Missing People en un mapa más grande

Juego de ingenio y Logica ONLINE ¿Te atreves?

 

Recomendaciones, Agradecimientos, Notas y Creditos

En Criminal Descubierto aceptamos Publicaciones. Si deseas Publicar un articulo, escribe a criminal-descubierto@live.com y tras revisar contenido se realizara la publicación. También se acepta complementación de información de lo ya publicado.Toda la información de este blog ha sido recopilada bajo investigaciones vía red publicadas ya existentes, por lo que si existiera alguna foto con derechos de Copyright Infórmenos y añadiremos fuente o propietario bajo la misma.
Gracias a todos los colaboradores de este Blog, dando especial mención a Tata por sus interminables aportes de información.
Un gran abrazo a Marco Besas desde este mi espacio en el cual siempre sera bienvenido.